zaj, lazarus, zaj

22 de marzo de 2009
Buscando la tecla


Voy a hablarles retrospectivamente, porque esto ocurrió hace unos días cuando nos citamos con Diego Moreno en la cafetería del Círculo de Bellas Artes para tomar dos cafés y una cerveza, dependiendo de las naturales inclinaciones o necesidades de cada uno. Obviamente allí se habló de libros, especialmente de "La vida dura" del irlandés Flann O´Brien al que tanta -merecida- atención le están dedicando los amigos de Nórdica. Ya estamos esperando "At Swim-Two-Birds" que pasa por ser su obra maestra y uno de los grupos favoritos de quien esto les está contando (¡no soy capaz de dejar de escuchar esta canción!).

Tras despedirnos de Diego decidimos amortizar la consumición y asomarnos por la exposición dedicada al grupo zaj en una de las salas del Círculo. Y si les hablamos de este colectivo bizarromusical (no pierdan pista de lo que decía el nodo) no es para ponernos estupendos, sino porque allí encontramos una definición de lo que es zaj que no me resisto a reproducir:

zaj es como un bar.
la gente entra, sale, está;
se toma una copa y deja
una propina.


Como los Tipos Infames, mismamente.

, ,

1 comentario